En una esquina de Zanzíbar te está esperando esa playa con la que llevas soñando toda la vida: Nungwi, un edén que es considerado, con justicia, como una de las mejores playas del mundo.

Que Zanzíbar es uno de los lugares de vacaciones más bellos del mundo no es ningún secreto. Esta región semiautónoma de Tanzania es un archipiélago bañado por las aguas del océano Índico, situado a entre 25 y 50 kilómetros de la costa tanzana, que se compone de medio centenar de islas e islotes de pequeño tamaño y dos islas grandes: Unguja, la principal, a la que nos referimos todos como Zanzíbar, y la de Pemba.

 

Foto Camilla Frederiksen – Unsplash

 

Zanzíbar encierra lugares mágicos. Un grupo de casas blancas, palmeras y el sol moteando una playa casi infinita, de arena tan fina que no se siente, y de aguas calmas, pues el coral las protege: esa es la visión a pie de playa que se tiene en Nungwi, la más espectacular de las playas de Zanzíbar, escondida en el extremo noroeste de la isla. Sin desarrollar turísticamente hasta hace unos pocos años, es precisamente eso lo que hace de Nungwi un lugar perfecto para dejarse mecer por la ensoñación de quedarse para siempre en la isla y, también, para imbuirse de su espíritu relajado y exótico: el pueblo de pescadores de Nungwi es un lugar tradicional de construcción de los dhows, las típicas embarcaciones de Zanzíbar.

 

Tu Gran Viaje a África