Minas abandonadas, castillos y abadías, escenarios de fábula artúrica, trenes a vapor… a un paso de Cardiff, el Valle de Wye está repleto de magia viajera.

Para descubrir uno de los lugares más bonitos de Gran Bretaña hay que desplazarse a Gales para descubrir el valle de Wye, en el condado de Monmouthshire, reconocido como territorio galés desde 1974. A menos de una hora en coche de Cardiff. Este territorio “de nadie”, frontera natural entre Gales e Inglaterra, fue disputado históricamente por estos dos países de la isla, pero no solo por ellos, pues ya los romanos tuvieron que construir una gran fortaleza para defenderse de los siluros, una tribu galesa que les causaba muchos problemas con sus emboscadas alrededor del año 50 d.C.

 

 

Hoy, el valle de Wye es uno de los lugares con más encanto del sur de la gran isla, sobre todo porque se le considera la cuna del turismo británico. Fue en este río Wye cuando, hacia 1760, los primeros barcos de ocio comenzaron a navegar por sus aguas, pues los ingleses no podían desplazarse a sus “resorts” favoritos del viejo continente a causa de la guerra con Francia. El destino alcanzó fama rápidamente en la última recta del siglo XVIII, sobre todo porque algunos personajes históricos del país, como el almirante Horatio Nelson o el escritor William Wordsworth, popularizaron esta excursión sobre todo entre la alta sociedad del país, pero ahora sus habitantes viven de la agricultura y de los turistas, muchos de ellos atraídos por la posibilidad de observar animales (murciélagos, cuervos, halcones peregrinos…) y por la pesca.

 

 

Tintern Abbey, The Anchor Inn y Ragan Castle

Nada más penetrar en el valle de Wye por la M4 aparece ante nuestra mirada un monumento en ruinas enorme que se alza como un fantasma de piedra sobre la campiña. Se trata de la abadía de Tintern, fundada por Walter de Clare, Lord of Chepstow, en 1131 alrededor de un garganta repleta de árboles que destaca en este límite salvaje entre Gales e Inglaterra. Las ruinas cistercienses son realmente grandiosas y sirvieron de inspiración a poetas como el citado William Wordsworth o pintores paisajistas de la fama de J.M.W. Turner. Una postal campestre a la que se le añade, a solo unos metros, The Anchor Inn (Chapel Hill, Tintern, Chepstow), una encantadora posada para tomar un té o un almuerzo ligero. El edificio, datado en el siglo XII, fue antes molino de sidra y almacén de grano.

 

Más allá de Cardiff: en ruta por el valle de Wye | Tu Gran Viaje | Javier Carrión

 

Desde la abadía, la incursión por estas tierras hermosas puede continuar por el castillo de Raglan, a menos de 20 kilómetros, que se alza majestuoso en las tierras verdes de Monmouthshire desde 1430, aunque su momento histórico más importante se produjo en 1640 durante la guerra civil inglesa que enfrentó a monárquicos y parlamentaristas. Llama la atención su gran torre y la vistosa casa del guarda, que ha contribuido aún más a potenciar la fama de esta región en la que se pueden alquilar cabañas y casitas de campo a muy buen precio. Una manera muy recomendable y original de descubrir su encanto.

 

Más allá de Cardiff: en ruta por el valle de Wye | Tu Gran Viaje | Javier Carrión

 

 

Experiencia minera

Pero la historia de Gales y de esta región está también muy vinculada a la de sus minas, pues el país fue sin duda uno de los máximos productores de carbón del mundo. Su decadencia se produjo tras la Segunda Guerra Mundial cuando las exportaciones de este mineral cayeron en picado y la industria acabó diluyéndose en el siglo XX. Sin embargo, es muy interesante poder ponerse en la piel de estos trabajadores galeses y bajar a una mina de carbón a 90 metros de profundidad -existen en la zona galerías que alcanzan más de 600 metros hacia el interior de la tierra- para comprobar la dureza de esta tarea desarrollada entre 1880 y 1980.

 

Más allá de Cardiff: en ruta por el valle de Wye | Tu Gran Viaje | Javier Carrión
Foto Ian Cylkowski | Unsplash

 

El tour no resulta muy recomendable para las personas que sufren claustrofobia, pero aquellos que se acercan a Big Pit en Blaenavon (Patrimonio Mundial de la UNESCO) pueden entender mejor las sensaciones de los 1.300 empleados que llegó a tener esta mina de carbón. Sólo el descenso hasta las galerías es estremecedor. Sin teléfonos ni cámaras de fotos, en realidad nada que pueda poner en peligro la seguridad de la visita. Solo con casco y lámpara de luz, y la suficiente destreza para recorrer los túneles en muchas ocasiones agachados para evitar un golpe en la cabeza. Un veterano minero acompaña a los participantes en este viaje a lo más profundo de la tierra explicando los peligros de tan duro trabajo.

 

Más allá de Cardiff: en ruta por el valle de Wye | Tu Gran Viaje | Javier Carrión
Foto Kirk Scharwz | Unsplash

 

Y si todavía te apetecen más experiencias, la excursión se puede completar con un viaje al pasado en una locomotora de vapor que cruza el Parque Nacional de Brecon Beacons, un lugar tan remoto que no llegan las luces de las ciudades, por lo que su cielo es tan oscuro que se ha convertido en lugar de peregrinación para ojeadores de astros y estrellas. El humo de la locomotora lo verás nada más salir de Big Pit en una estación situada a pocos metros de la entrada de la mina. El trayecto dura 90 minutos e incluye una parada de 20 minutos en Pontsticill.

 

Más allá de Cardiff: en ruta por el valle de Wye | Tu Gran Viaje | Javier Carrión
Foto José Llamas | Unsplash

 

El castillo más grande de Gales

Tras la aventura subterránea resulta inevitable descubrir algún ejemplo más de las 641 fortalezas que se levantan en Gales. La excursión más atractiva nos conduce al castillo de Caerphilly, a media hora de Cardiff en coche por la A-470. Se trata de una fortificación normanda que se ha convertido en el castillo más grande de Gales. Solo lo supera en superficie en el Reino Unido el castillo de Windsor, próximo a Londres. Caerphilly Castle se sitúa en una isla artificial de un lago artificial y cuenta con 3 puentes levadizos, 6 rastrillos y 5 puertas dobles. ¡No hay lugar más mágico donde poder concluir esta ruta por el Valle de Wye!