Irlanda es esa esquina de Europa en la que caben todas las leyendas celtas del mundo, todas las tonalidades de verde, e incontables lugares que parecen arrancados de libros de espada y brujería. Y para enamorarse para siempre de la Verde Erin, basta con asomarse a cualquiera de estos cinco lugares de Irlanda tan especiales que, en todos ellos, te parecerá oír los acordes de un fiddle

Acantilados de Moher

Image 1 De 5

Los acantilados de Moher (Cliffs of Moher) son los acantilados más altos de Europa: un lugar en el que sentirse muy pequeño ante la grandeza de la naturaleza: viento recio que sacuden 8los ocho kilómetros de acantilados de más de 200 metros de altura, batidos por un océano que, desde esta altura, es infinito. El centro de visitantes está enterrado en la roca, toda una obra de ingeniería con la que las autoridades han querido controlar el enorme flujo de visitantes que reciben los acantilados (es, de hecho, el lugar más visitado de la isla). Foto Elias Ehmann - Unsplash

Sigue enamorándote de Irlanda