Residencia de zares entre 1732 y 1917 e icono de la revolución rusa, el Palacio de Invierno de San Petersburgo, a orillas del río Neva, es hoy Sede del Hermitage, una de las pinacotecas más espectaculares del mundo por toda la belleza que atesora dentro y fuera de sus paredes, y cuya colección fue iniciada por Catalina II en 1764 y ampliada por los sucesivos zares a lo largo de los siglos.

Palacio de Invierno de San Petersburgo | Tu Gran Viaje

Palacio de Invierno de San Petersburgo | Tu Gran Viaje
© Shutterstock
Palacio de Invierno de San Petersburgo | Tu Gran Viaje
© Shutterstock

Tan majestuoso como inabarcable, el museo atesora tres millones de obras de arte, repartidas entre las 400 salas de los cinco edificios que conforman el complejo: el Palacio de Invierno, que alberga los aposentos reales de los zares rusos, el Teatro Real, el Pequeño Hermitage, el Antiguo Gran Hermitage y el Nuevo Hermitage  en las que se dan cita los mejores artistas de la Historia del Arte, custodiados por una patrulla de ¡70 gatos! que mantienen las obras alejadas de roedores.

Palacio de Invierno de San Petersburgo | Tu Gran Viaje