Norwegian ha alcanzado en 2018 el mayor volumen anual de pasajeros de su historia: más de 37 millones de pasajeros transportados y una ocupación media del 86 por ciento.

La compañía aérea Norwegian transportó 37,34 millones de pasajeros en 2018, un aumento del 13 por ciento en comparación con el año precedente. La ocupación media fue del 85,8 por ciento, en comparación con el 87,5 por ciento de 2017, ha anunciado la aerolínea en un comunicado. El lanzamiento de 35 nuevas rutas, la incorporación de 25 aviones nuevos y un aumento sustancial del tráfico intercontinental contribuyeron de modo considerable al crecimiento.

Durante 2018, Norwegian recibió 25 aviones nuevos y lanzó 35 nuevas rutas, principalmente entre Europa y los Estados Unidos. América del Sur se abrió para la red de la compañía con el lanzamiento de una ruta directa entre Londres y Buenos Aires, así como seis nuevas rutas nacionales en Argentina. Norwegian también aumentó el número de frecuencias en rutas específicas como consecuencia de la demanda de los pasajeros, incluyendo las rutas más populares de la compañía desde y hacia Londres Gatwick. Como parte del plan de expansión global, el Grupo contrató a más de 2.000 empleados nuevos.

Norwegian continuó recibiendo premios internacionales a lo largo de 2018, entre ellos dos premios SkyTrax: ‘Mejor low-cost de largo radio del mundo’ y ‘Mejor low-cost de Europa’ por cuarto y sexto años consecutivos respectivamente. Por segunda vez, el Consejo Internacional del Transporte Limpio reconoció a Norwegian como la aerolínea transatlántica de menor consumo de combustible.

“Los datos de tráfico de 2018 demuestran que nuestra presencia internacional continúa creciendo, en línea con la estrategia del Grupo. La compañía ha realizado inversiones considerables este año y ahora entrará en un período de crecimiento más moderado. Hemos ajustado y optimizado nuestra cartera de rutas y también la capacidad; también hemos realizado ajustes estacionales para el invierno”, ha declarado el fundador y consejero delegado de Norwegian, Bjørn Kjos. “La intensa y continua competencia, los altos precios del petróleo y los desafíos operativos de 2018, combinados con los problemas con los motores Rolls Royce —que han afectado especialmente a nuestras operaciones de larga distancia— han tenido un impacto en nuestros resultados financieros en la segunda mitad de 2018. Hemos lanzado una serie de medidas de reducción de costes para impulsar nuestras finanzas en 2019, las cuales tendrán un efecto positivo inmediato y continuo a lo largo de todo el año”, añadió Kjos.

Noticias relacionadas

Norwegian transportó más de 37 millones de pasajeros en 2018

Nueva ruta de Norwegian entre Madrid y Miami/Fort Lauderdale

Cinco destinos low cost que no te imaginas